Muerte o bendición

1 Crónicas 13. 1-14

La presencia del arca del pacto entre Dios y el pueblo era primordial para sellar y afirmar el reinado de David. Por eso el recién proclamado rey se preocupaba por traerlo para poder consultar al Señor a través de él.

El arca no era sólo un mueble, sino que entre otras cosas contenía los rollos de la ley que Dios estableció para su pueblo y que debían obedecer.

Parecía que todo marchaba bien. La procesión se desarrollaba entre música, danzas y cantos de alabanza a Dios hasta que sucedió lo inesperado, el arca casi se cae y Uza queriendo evitarlo tocó el arca con sus manos para sostenerla. El arca únicamente podía ser tocada por personas autorizadas por Dios como los sacerdotes, por lo cual la pena de este hombre fue la muerte según estaba establecido.  ¿Qué fue lo que provocó este incidente? Cuando uno revisa lo que Dios había dispuesto con respecto a la forma de trasladar el Arca, descubre que David había pasado por alto todas las instrucciones de Dios sobre el asunto.  ¿Qué puede esperarse cuando se pasa por encima de la Palabra, haciendo caso omiso a Dios?

La primera reacción de David fue enojarse, pero luego comprendió que Dios era fiel a sus promesas, tanto de bendición como de maldición. Más tarde tuvo temor de pecar contra Dios y decidió que no era bueno que él como guerrero tuviese el arca en su casa.  La Biblia dice que la familia de Obed, Edom fue bendecida debido a la presencia del arca en su hogar.

Aplica
¿Con qué actitud te estás acercando a Dios para buscar su rostro? ¿Está Dios pidiéndote más sumisión, o arrepentimiento o humildad? ¿Cuál de ellas necesitas cultivar? ¿Quieres que Dios traiga bendición a tu vida? ¿Qué debes hacer al respecto?

Ora
Amado Dios, líbrame de pecar contra ti, quiero acercarme a ti en santidad y recibir toda tu bendición.