Tras las máscaras

Lucas 12.1-12

Las apariencias engañan.

Las relaciones humanas se han definido como un escenario de actores que asumimos un papel según las circunstancias quevivimos. ¿Qué es el hombre? ¿Es ante todo lo que oculta? ¿Es lo que actúa? El texto de hoy experimenta una tensión entre cubrir y descubrir, ocultar y manifestar. ¡La falacia de la hipocresía cayendo ante la verdad de la confesión!

Disimular: ¿LO IMPERCEPTIBLE?

Jesús tomó el arte escénico y las ciencias químicas para demostrar el funcionamiento de esta plaga, la HIPOCRESIA: 1) Los hipócritas eran los actores de la sociedad griega que daban funciones para ganar dinero. Actualmente visten ante el público que les rodea, una  máscara  que intenta mostrar  un personaje ficticio. 2) Asimismo estas personas olvidan que las máscaras están sujetas al tiempo porque envejecerán y mostrarán la verdad oculta tras ellas. Ese es el efecto del ejemplo químico que Jesús presenta al comparar la hipocresía con la levadura: ¡No puedes ver cómo trabaja el hongo de la levadura, pero sí puedes ver los efectos que produce! Así, lo que la hipocresía disimula, el tiempo lo revelará.

Declarar: ¡LO IMPOSTERGABLE!

Jesús confrontó la falsedad con razones para comprometernos con la verdad. La protección del Padre derrota al temor (4-7). La proclamación del Hijo nos brinda  aceptación (8-9) La preparación del Espíritu Santo nos anima con su capacitación. Suficiente para que hoy vivas sin caretas, tras las máscaras…

Aplica
¿Por qué piensas que Jesús refirió estas palabras a sus discípulos?  ¿Cuáles son las máscaras que ocultan lo que verdaderamente eres? ¿Cómo estás compartiendo tu nueva vida ante tu familia y amigos?

Ora
Señor, líbrame de ser incoherente entre lo que digo y lo que hago. Ayúdame a disfrutar la paz y la alegría de ser transparente y compartir la verdad con los demás.