Las riquezas materiales pueden causar sufrimiento

Salmo 49.1-20

El lugar de las posesiones materiales

Dios como dueño, amo y Señor del mundo nos habla oportunamente.

1.      Llama a las clases sociales (plebeyos, nobles, ricos y pobres) (1-4). Es para que abran bien los oídos y aprendan a escuchar la voz de Dios: “Oíd esto”. Enmedio del afán y las presiones diarias es relajante y confortante hacer un espacio para inclinar el oído a la voz de Dios.

2.     Dios me incita a no dejarme morir (temer), en los días de adversidad. (5-9). Especialmente cuando no tengo ni un centavo en la bolsa, Dios me pone un alto yme dice: “Porque he de temer en los días de adversidad” (5). Lamentablemente a veces, mi frágil ser pone la mirada en las riquezas. Dirige tu vista a las riquezas de Dios, especialmente la riqueza de la redención, la cual es de gran precio (8), precio de sangre.

3.     También Dios me recuerda que la muerte es para todos (10-20). La muerte tocará a la puerta en el tiempo de Dios. “Aun los sabios mueren” (10). Por lo tanto, siendo esto así, no debemos tener como prioridad las riquezas, porque “su camino es locura” (13). Además “no son eternas”, especialmente las edificaciones (11). Lo único que llevaremos es la redención que Dios, para gloria suya y bendición de nuestra vida (8,15). Es mejor la gloria de Dios que la gloria material (16).

Aplica
¿Seguirás sufriendo al ver que otros prosperan materialmente? ¿Qué valor le das a las riquezas materiales? Escribe el pensamiento más significo para tu vida hoy.

Ora
Gracias Padre mío, porque en ti tengo riquezas eternas.