Y habrá una nueva generación

Éxodo 1.1-22

Dando a conocer Su nombre.

Esta situación fue parte de la promesa de Dios a Abraham (Gé. 15.13). La nueva generación de israelitas tendría el encargo de mantener viva su esperanza en aquella promesa… y de hecho una parte de ellos lo hizo. La historia hace énfasis en la muerte de aquella generación que vio el sorprendente actuar de Dios en medio de las dificultades que enfrentaron. Ahora más de diez generaciones habían pasado desde aquellos tiempos. José había sido el último de ellos que había buscado a Dios con todo el corazón y Él había enaltecido a José y dado a conocer su nombre en todo Egipto. ¿Qué pasó con la nueva generación? Perdieron su protagonismo y dejaron que toda una nación se olvidara de quién era su Dios.

No basta con cumplir una disciplina de servicio y devoción. Dios espera que cada generación lo busque de todo corazón en toda circunstancia para cumplir en ella el propósito para el cual ha llamado a cada uno: dar a conocer su Nombre. El problema de cada nueva generación ha sido escoger qué dará a conocer: su pertenencia al pueblo de Dios o al Dios al cual pertenece. Lo primero muchas veces lleva a la arrogancia, el desprecio hacia otros y a considerarse digno y merecedor de toda dádiva, trayendo como consecuencia, el abandono de Dios y la esclavitud al mundo; lo segundo, es la manifestación plena de la fe en la confianza y la esperanza que permite que Dios actúe a través nuestro con plena soberanía y para ello, Él nos levanta como lámparas en medio de la oscuridad, con toda clase bendiciones.

Aplica
No basta con pertenecer al pueblo de Dios. Búscalo de todo corazón y Él hará en ti según su perfecta voluntad. ¿Has llegado a conformarse con simplemente ser parte de la Iglesia? ¿En qué áreas crees que Dios te ha llamado a ser protagonista? ¿Cómo consideras que Dios puede darse a conocer a través tuyo?

Ora
Padre Santo y Señor mío, no me conformaré con que Tú me hayas llamado a ser parte de tu pueblo. Te busco Señor, porque te amo y te necesito. Déjame conocer tus propósitos y enséñame a cumplirlos.