Obstáculos que vencer

Nehemías 4.1-23

Fortalecidos en el Señor, con el poder de su fuerza.

En este episodio notamos la oposición de los enemigos. Siempre que el pueblo de Dios emprende una obra, según la voluntad del Señor, despertará el menosprecio de los incrédulos, cuestionaran la firmeza del propósito, y harán todo lo posible por estorbar para que no se acabe su obra. Dios nos insta a no dar tegua, ni reposar hasta que la obra sea terminada.

El pueblo que conoce a su Dios se esforzará (Daniel 11.32 b). Cada uno trabajaba con una mano y tenía su arma en la otra, estaban en sus puestos, desde el amanecer hasta el anochecer, velando como centinelas. Muchas veces nos faltan las fuerzas pero el Señor las renueva, nos da las necesarias para seguir adelante; debemos orar y estar vigilantes, tener ánimo, reforzar nuestras áreas débiles (Joel 3.10).

También había luchas internas, pero el muro continuaba siendo edificado; confiaron en Dios y Él les dio la victoria; al sonido de las trompetas se reunían y Dios peleaba por ellos. La obra era extensa pero permanecieron dentro del propósito de Dios, y todas las familias unidas, unánimes juntas como un solo hombre, se esforzaban trabajando con valor.

Aplica
¿En qué forma la oposición te estorba para que no termines lo que se te ha encomendado? ¿Cómo peleas buena batalla de la fe? ¿Cómo enfrentas la burla que llega de afuera y que haces con los escombros de adentro?

Ora
Señor, auméntame la fe para esforzarme cada día y permanecer confiando en i, cualquiera que sea la circunstancia.