Reformas de Nehemías

Nehemías 13.1-14

Devolviendo los utensilios a la casa de Dios.

Qué cosas, cambian cuando no están los que tienen el cuidado de hacer todo correctamente.

En la ley de Moisés, había unas disposiciones en contra de los amonitas y moabitas, para que no formaran parte del pueblo de Dios (1) él no hace acepción de personas, pero si hace distinción entre el que es pueblo y el que no. Ellos contravinieron esa ley, yhabían permitido que una cámara, destinada a otros usos, tales como guardar ofrendas de cereales, incienso y utensilios, diezmosde trigo vino y aceite (5) fuera entregada para habitación de un amonita. 

Esto causo disgusto al profeta y mando sacar todas las cosas, y restituir el uso primero de la habitación. Ya que por esa razón, no se había cumplido con dar provisión para el mantenimiento de los levitasy cantores, quienes habían tenido que volverse a sus antiguos oficios. El profeta sacó todos los muebles de la habitación y volvió a colocar las cosas en su lugar, no sin antes purificar el lugar (9) él hizo estas reformas, teniendo especial cuidado de las cosas de Dios.

Debemos actuar con fidelidad, imparcialidad y con integridad para hacer lo que se nos ha encomendado.  Distribuir equitativamente los bienes. No dar otros usos a las cosas, sino, el uso para lo cual han sido destinadas. Cuando actuamos con favoritismos, corremos el riesgo de no ser justos, descuidamos el ministerio de los que trabajan en la obra, trayendo inconformidad, oprobio y descontento entre los que sirven en la casa de Dios.

Aplica
¿Eres justo? ¿Administras con integridad los bienes que te encomiendan? ¿Tienes favoritismos?

Ora
Oh Dios, acuérdate de mí y ayúdame a actuar con integridad en todas las cosas que me encomiendes.