Confesando los pecados

Nehemías 9.1-25

Cuando la confesión de los pecados, se hace necesaria.

Pasada la fiesta de los tabernáculos se vuelve a reunir el pueblo. Ayunaron y se apartaron de todo lo prohibido por Dios. También confesaron sus pecados. Estos son ejercicios espirituales muy saludables y debemos practicarlos hoy.

La lectura de la palabra de Dios es la base (3). Después de tres horas de lectura había tres de confesión y adoración. Los levitas que ocuparon la grada dirigieron al pueblo en una bella oración (4-38). Ésta es la oración más extensa escrita en la Biblia. Contiene historia, confesión y promesas a Dios, pero sobre todo, expresiones de adoración.

Hoy llamaremos la atención a éstas, dejando otras cosas para mañana. “El nombre tuyo, glorioso y alto sobre toda bendición y alabanza” (5). “Tú solo eres Jehová” (6). “Tú eres Dios que perdonas” (17). “Tú eres justo en todo” (33). Además de lo que ES, la adoración incluye lo que HIZO.

En nuestras oraciones, procuremos siempre incluir adoración por la grandeza de la PERSONA de nuestro Dios y por la magnitud de las PROEZAS en su obra culminada en la cruz: la tumba vacía y el trono que hoy ocupa nuestro Salvador.

Aplica
¿Qué ejercicios espirituales practicas constantemente? ¿Qué ha hecho el Señor por ti? ¿Qué sueles incluir en tus oraciones?

Ora
Señor, dame la gracia que necesito cada día para permanecer fiel a ti, en medio de las circunstancias.