Volvieron de Babilonia

Nehemías 7.4 -73

 

Llevando el registro de las genealogías.

Vemos en estos pasajes que todas las familias son importantes para Dios, cada una cuenta, sobre todo los que están inscritos en el libro de la vida.  Las genealogías parecen interminables, pero cada una es especial, sindesechar su condición, desde los padres, hijos y siervos y animales, según el orden. Vemos que algunos no pudieron determinar su procedencia, ni cuál era la casa de sus padres, ni sus genealogías, pero aun así, fueron incluidos; Dios quiere que todos nos volvamos a Él.

A pesar de estas advertencias, algunos entran encubiertamente (Jud. 4). Esto ocurrió en el primer siglo y sigue ocurriendo hoy. Nehemías se dio cuenta de que la población de la ciudad era poca en relación a su área (4, 66) y el primer paso para remediar esta situación fue hacer un censo exacto. Hoy el problema de las ciudades es todo lo contrario.

En estos tiempos de división y dispersión, Dios quiere que aprendamos lo importante que es mantener la unidad en las familias. “Mirad cuan bueno y delicioso es habitar los hermanos juntos (Salmo 133.1-3)” Él no hace acepción de personas, pero sí hace distinción entre quién es pueblo y quién no.

Antes y hoy, datos precisos son importantes para toda buena planificación.

Aplica
¿Por qué las genealogías son importantes para Dios? ¿Te agrada ocuparte de las cosas pequeñas? ¿Cómo promueves la unidad de las familias? ¿Sabes contar (y agradecer) los recursos antes de emprender una actividad espiritual?

Ora
Gracias Señor, porque tú tienes cuidado de nosotros.