Yo los reuniré

Ezequiel 11.14-25

El Señor reunirá a su pueblo a pesar de sus transgresiones.

El profeta describe la forma en que el pueblo se había apartado del Señor y menciona el por qué habían sido entregados a sus enemigos como prisioneros y esclavos lejos de su nación. A pesar de todo Dios estuvo con ellos (16) y les sirvió de santuario en las tierras a donde fueron llevados. A pesar de la rebeldía del pueblo cuando este le invocó Dios estuvo allí con ellos.

Dios los reunirá de entre las naciones hasta donde fueron dispersados para darles la tierra que prometió a Israel, tierra de donde tendrán que echar a los ídolos para poner fin a las prácticas repugnantes. El Señor le dará un corazón íntegro.

Cuántas veces nos hemos sentido extraños,  exiliados, como con una vida sin destino ni propósitos y con corazones secos, endurecidos por las circunstancias. En ese escenario el Señor nos habla a cada uno y nos da la esperanza de que estará con nosotros en los momentos más duros de la vida; nos dará su protección y refugio cuando menos esperemos. Así es nuestro Dios, alguien cercano, al alcance de la mano, su amor incondicional inunda nuestros corazones y nos devuelve el gozo de la Salvación y aunque nos sintamos en el exilio, abandonados, Él continúa perfeccionando la obra que empezó en nosotros. Pongamos nuestra confianza y aguardemos en Él que sus misericordias son nuevas cada mañana.

Aplica
¿En qué circunstancias te has sentido como exiliado? ¿De qué manera el Señor teha ayudado y ha estado cerca de ti? ¿De qué manera el Señor va cumpliendo su propósito en tu vida?

Ora
Señor, ayúdame a mantener mi corazón cerca de ti. No es fácil esperar en ti pero es lo más seguro.