Una extraordinaria visión

Ezequiel 10.1-22

La Gloria de Dios abandona el templo.

En el capítulo 10 nos encontramos con una hermosa descripción de seres celestiales. Son los mismos ángeles de juicio con figuras de hombres que vimos en el capítulo 1 de Ezequiel. También se describe unas ruedas o círculos dondeestos ángeles reposan pero que al moverse lo hacen como un solo ser. En realidad es difícil visualizar esta extraordinaria imagen observada por Ezequiel. Esta magnífica descripción no corresponde a un vehículo espacial o a un ovni; no es nada semejante a todo lo imaginado por el hombre.

La visión es extraordinaria pero la situación es por demás lamentable. La gloria del Señor se elevó por encima del umbral del templo y se detuvo sobre los querubines de modo que Ezequiel pudo ver la gloria de Dios que abandonaba el templo producto de la rebeldía del pueblo y su continuo pecado.  El Espíritu Santo ha hecho su morada en nosotros; no entristezcamos al Señor con nuestro mal actuar.

Cada día lo podemos vivir en la presencia de Dios, permaneciendo en la Palabra que transforma nuestros corazones. Permitamos que el Señor de gloria llene nuestra vida y busquémoslo en oración con todo ruego y suplica sabiendo que su presencia en nosotros no depende de nuestras obras si no de su gracia bendita.

Aplica
¿Qué hizo que la gloria de Dios abandonase el templo? ¿Cómo dispones tu corazón para que el Señor de gloria llene tu vida?

Ora
Señor, permíteme cada día disfrutar de tu presencia en mi vida.