Amor sin límites

Lucas 6.27-36

A menos que tengamos amor, nuestras capacidades especiales no tienen ningún significado (1 Co. 13.1-3).

Jesús lo dice claramente, nuestro amor debe ser excepcional ¡hasta el punto de amar a nuestros enemigos! (27). Después de todo, ese es el tipo de amor inmerecido, incondicional, que Dios tiene por nosotros (Ro. 5.6-10). No sólo amor en teoría, sino en la práctica—en lo que hacemos y decimos a nuestros enemigos, especialmente en el modo en que oramos por ellos (28).

Posiblemente sientas que no tienes un enemigo real en este momento. Pero seguramente, en el ministerio encontrarás personas que no apreciarán tu trabajo o te harán sentir que no tiene valor. El amor que Jesús enseña tiene un alto costo.

Significa estar dispuesto a dejar de lado nuestros derechos y las cosas que poseemos. Jesús nos pide que no pensemos en el costo (29-30, 35). "¿Intento medir las relaciones con una calculadora?" "¿Qué beneficio sacaré de esto?" "¿Puedo permitirme abandonar esto?" Pero este no es el comportamiento de un seguidor de Jesús.

Como a menudo pasa en la experiencia cristiana, es la cruz de Jesús la que establece el parámetro para nosotros. Fue en la cruz donde él mostró toda la dimensión de su amor (Jn. 13.1). Fue allí donde él nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros, al punto que no le quedó más para entregar.

Aplica
¿Qué significado tienen estos versículos para ti o para tus relaciones? ¿Qué diferencia haría en tu trabajo la aplicación del verso 31?

Ora
Señor ayúdame a pensar de qué manera puedo servir mejor a mi prójimo.