Intolerancia hacia la idolatría

Apocalipsis 2.12-17  

El Señor demanda integridad total

Como en Esmirna, en Pérgamo también se practicaba la idolatría, principalmente en estas dos áreas:

1.  La idolatría política. Había en Pérgamo templos para todo tipo de dioses. Pero la idolatría destacada era el culto al emperador.  Ya que era una ciudad tan religiosa, Jesús la llama “trono de Satanás” (13). Ciertamente, había acción satánica en Pérgamo que consistía en la alianza de los sacerdotes con los líderes políticos. Hoy cabe preguntarnos si nuestra cultura no se parece a la de Pérgamo cuando comprometemos nuestras convicciones cristianas con una ideología política. 

2. Otra forma de idolatría eran las perversiones sexuales sincretizadas con sus religiones. El versículo 14 hace referencia a la práctica de comer “alimentos sacrificados a los ídolos y a cometer inmoralidades sexuales”. La idolatría consistía en pervertir las necesidades naturales como la alimentación y las relaciones sexuales.  ¿Acaso hoy, la televisión y otros medios masivos, no promueven lo mismo?

Jesucristo se presenta ante los creyentes de Pérgamo y da advertencias a su iglesia:

1. Asimilación con el mundo. Algunos creyentes, aunque no practicaban la idolatría, se estaban conformando al mundo y comenzaron a tolerar la idolatría de otros.  2. Tolerancia de falsas doctrinas. Algunos, aunque no enseñaban doctrinas falsas, sin embargo toleraban a otros que andaban en ellas.

Jesucristo demanda integridad total.  Practicar idolatría o falsas doctrinas sería impensable. Pero, a los ojos del Señor, la tolerancia de estas prácticas es tan grave que les advierte: “… ¡arrepiéntete! De otra manera, iré pronto a ti para pelear… con la espada que sale de mi boca” (16).  

Aplica
Hoy día, ¿cuáles son las conductas idolátricas, aceptadas por la cultura general? ¿Qué tipo de tolerancia hacia prácticas mundanas  habría encontrado el Señor en ti? ¿Hay en ti alguna tolerancia hacia doctrinas falsas? ¿Cuál? ¿Qué demanda Jesucristo de ti, a la luz de este pasaje bíblico?

Ora
Señor, ayúdame a ser íntegro delante de ti.