Una nueva relación

Oseas 2.14-23

La naturaleza del amor de Dios es eterna, nunca dejará de amar a la esposa pese a su infidelidad.

El amor a pesar de todo (2.14-15). Nota la claridad con que se evidencia la presencia sobrenatural del amor de Dios en Oseas al rescatar y perdonar a su esposa, a pesar del dolor que le ha causado con sus desvíos.

La promesa de un nuevo pacto (2.16-23). Israel no conocía verdaderamente al Señor, por eso lo malentendía y lo confundía con los baales. Por lo tanto su alabanza y adoración religiosa no evidenciaba transformaciones.  Sólo el verdadero conocimiento del Señor y el escuchar una vez más sus palabras de amor, los llevaría a un verdadero arrepentimiento (Os. 3.5) y a una relaciónmatrimonial duradera.

Considera tu relación personal y la de tu comunidad cristiana con el Señor. Una relación verdadera se manifiesta en los frutos del Espíritu Santo. Nota la estrecha relación entre desposarse con Dios y los frutos que él espera de nuestra vida (Gá. 5.16-25).

¿Conoces verdaderamente al Señor? Solamente lo puedes conocer a través del arrepentimiento, el estudio perseverante de su Palabra y de la oración. ¿Entiendes la naturaleza de sus promesas para tu vida y lo que él espera de ti?

Aplica
Muchas veces confundimos la mera participación en un grupo o en una ceremonia religiosa con un auténtico caminar con Dios en todos los actos de la vida diaria. ¿Cómo es tu vida? ¿Podrán otros ver en los frutos de tu vida que eres fiel a Dios? ¿Al Dios verdadero?

Ora
Dios mío, que mis labios al hablar, solo hablen de tu amor…