Visión de las cestas de higos

Jeremías 24.1-10

 

Lo que parece ser bueno, en principio, puede ser todo lo contrario.  


Después de la primera deportacióna Babilonia, el Señor le habló al profetay le mostró una visión: “...dos cestas de higos puestas delante del templo…” una con higos buenos y otra con higos malos; estos últimos representan a la gente de Jerusalén.

La lógica humana consideraría que la gente que se quedó en Jerusalén es la representada por los higos buenos; pero no es así; ellos representan a los higos malos.

El Señor explica que la cesta de higos buenos es una figura que alude a los exiliados en Babilonia; éstos fueron Jeconías y aproximadamente 10.000 personas más, entre artesanos, herreros ytal vez lo más elevado de las clases sociales que fueron llevados en cautiverio. Relaciona este mensaje con Jeremías 29.1-20.

Dios hará una maravillosa obra con los exiliados (7) yellos se curarán de la idolatría; a pesar de no contar con la presencia del templo, ni la presencia física del profeta de Dios y no tener los rollos de la Ley, con todo, Dios se manifestaría gloriosamente en medio de su pueblo.  Bien lo dijo el Apóstol: A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados (incluso los deportados).

En marcado contraste, los que se quedaron en Jerusalén no estuvieron dispuestos a aprender, y años más tarde mostraron su obstinación; producto de esta actitud sobrevino la destrucción del templo por mano de los babilonios. ¡Qué ejemplo de obstinación y rebeldía!


Aplica
¿Qué cosas provechosas le ocurrieron al pueblo judío en su cautividad de Babilonia? ¿Estás convencido de que todas las cosas siempre te ayudan a bien? ¿Qué has aprendido cuando evalúas las situaciones desde la óptica de Dios? ¿Cómo has modificado tu modo de ver las cosas?


Ora
Señor, que los tiempos de tu corrección me sean provechosos.