Mira a los malignos

Salmos 37.1-40

 

 

Dios desea que seamos conscientes de la realidad de la maldad que hay en nuestro mundo.

En este salmo encontramos una reflexión franca y sincera acerca de la maldad que hay en el mundo y la aparente prosperidad que los malignos alcanzan.

El salmo se vuelve un sumario que enseña respecto a la situación de los malvados y la actitud que el hijo de Dios ha de tener ante ellos.

Las enseñanzas del salmo pueden resumirse así:

Los malignos: Tienen una prosperidad pasajera (7).

Perecerán, serán quitados de la tierra (2, 9, 10, 20, 28, 36, 38).

Piensan mal contra el justo pero el Señor anula sus pensamientos (10, 12-15, 32, 33).

Proceden con injusticia, aún en sus relaciones comerciales (16,21).

Los justos: son vindicados y defendidos por el Señor (3-6, 17).

Tienen promesa de permanencia y bendición de Dios sobre la tierra (3, 9, 11, 18, 19, 22, 27, 29).

El Señor tiene el control de sus vidas (10, 17, 18, 23, 25, 39).

Aplica
¿Serás capaz de mirar la prosperidad de los impíos y su maldad con los ojos con que Dios los ve? ¿Estás decidido a confiar en Jehová y hacer el bien... a pesar de todo? ¿Cuánta seguridad tienes de que tus pasos son ordenados por Jehová?

Ora
Señor, haz que pueda ver la maldad del mundo con los mismos ojos que tú la ves.