La esperanza brilla a través de la oscuridad

Jeremías 23.1-16

 

El Señor promete al pueblo que aunque sean esparcidos por toda la tierra, vendrá el día en que Él restaurará su tierra.

 

El Señor empieza este capítulo advirtiendo a líderes que dispersan a su pueblo. La explotación del pueblo hace que se esparzan y salgan exiliados a otros países. Sin embargo, finaliza dándoles esperanza. El amor de Dios es para Su pueblo y les promete que un día los traerá de vuelta a su tierra. Ya estamos viendo cumplirse esa profecía, por lo menos en parte, ya que algunos judíos están regresando a la tierra de Israel y llegan de muchos otros países, probablemente sin darse cuenta que Dios está reuniéndolos de nuevo en Su pasto. El 20 de mayo de 1948, fue el día en que Israel llegó a ser reconocido como un país y por acuerdo de la mayoría de los gobiernos del mundo que fueron parte de las Naciones Unidas en ese tiempo. Las familias judías han estado regresando a Israel. Con el tiempo, serán gobernados por Jesucristo, el brazo justo de la casa de David, serán gobernados con justicia y rectitud. Israel ya no temerá a las naciones a su alrededor y Cristo será llamado “Jehová, justicia nuestra” (26).

Por siglos, los judíos han recordado al Dios que los sacó de Egipto. En el futuro, recordarán cómo Dios los regresó del exilio en estos días y los restauró en su propia tierra.

El Pastor fiel, se dirige a los impostores, a los falsos profetas y sacerdotes, y a los líderes religiosos de Judá. Los profetas y sacerdotes estaban dando falsas esperanzas al pueblo e ignoraban las advertencias de Dios, siguiendo con su estilo de vida malvado. Afirmaban que estaban hablando palabras de Dios, pero era mentira. Dieron falsas esperanzas (16.16), contraria a la esperanza que Dios daba al pueblo. Los líderes espirituales no deben enriquecerse, explotando a sus congregaciones, como hacían los falsos profetas y sacerdotes. Esas son señales de un falso pastor.

Aplica
¿Cuáles son las marcas de un falso profeta o sacerdote? ¿Qué distingue a un líder conforme al corazón de Dios? ¿Cuál es el costo de ignorar las advertencias de Dios?

Ora
Señor, gracias por Tu Palabra que nos ayuda a conocer la Verdad. Ayúdanos a detectar y evitar las falsas doctrinas.