El peligro de ignorar a Dios

Jeremías 16.1-21

Jeremías le dice a Judá que ellos sufrirán destrucción pero que el Señor restaurará a sus futuras generaciones.

 

Jeremías era un hombre joven (20 o 30 años), probablemente quería casarse en algún momento y tener hijos así como soñaba la mayoría de los jóvenes. Pero aquí, el Señor le dice que no se va a casar o tener hijos mientras viviera en Judá porque todos los niños de Judá iban a enfrentar un futuro terrible, incluyendo muerte por enfermedades graves, hambruna y guerras. Mi esposa y yo tuvimos una bebé que falleció por una infección una semana antes de nacer. Nunca la conocimos pero nos sentimos devastados. Haberla visto crecer y después morir, hubiera sido peor. Judá pronto iba a ser juzgada y Dios estaba protegiendo a Jeremías del dolor terrible de ver morir a sus hijos.

La soltería forzada del profeta ilustraba lo que le esperaba al pueblo. La destrucción llegaría como consecuencia de olvidarse de Dios, por la idolatría, por no guardar la ley de Dios, y hacer lo malo tanto o más que sus padres. Su maldad se resume en el verso 12. El pueblo estaba tan cegado por sus propios pecados pues no podían ver a Dios trabajando en su vida. Ahora Dios iba a ser glorificado revelando Su poder y fuerza a través de la destrucción y el exilio. Dios siempre cumplirá Sus promesas. Aunque iba a destruir a Judá, Él promete una restauración futura (15). Afortunadamente, la disciplina de Dios para los suyos, es temporal.

¿Cuántas veces hacemos lo mismo? Seguimos nuestra necedad en lugar de tomar un tiempo para preguntarle al Señor qué debemos hacer y seguir Su consejo. Este capítulo es muy aleccionador ya quenos advierte de la imprudencia de ignorar a Dios y a Su palabra, así como de tratar de hacer las cosas por nuestros propios medios. En adelante, tratemos de seguir la voluntad de Dios en cada área de nuestra vida y disfrutemos Su bendición en vez de Su condenación.

Aplica
¿En qué oportunidades y de qué forma el Señor te ha protegido del dolor? ¿Qué puedes hacer para ayudar a otros a evitarse sufrimientos innecesarios por causa del pecado? ¿En qué aspectos de tu vida sueles ignorar el consejo de Dios?

Ora
Señor, gracias por darme Tu Palabra para que pueda estudiarla y conocer Tu voluntad para mi vida. Ayúdame en mi debilidad para hacer lo que Tú quieres que haga. Muéstrame el camino que debo seguir.