Es por tu gracia y tu misericordia

 

Deuteronomio 9.1-29

Es solamente por la gracia y la misericordia de Dios que podemos alcanzar la victoria en la batalla de la fe, y vivir en Su presencia.


Las grandes victorias que Israel logro al derrotar a sus enemigos no fueron el resultado de una vida de justicia ante Dios, sino de la gracia, del podery de la misericordia de Jehová.  La historia de Israel era una de infidelidades constantes ante Dios, y solamente podrían poseer Canaán porque Él le había mostrado gracia y bondad infinita.

Muchas veces en nuestra vida de fe nos olvidamos que únicamente podemos ser vencedores en nuestras batallas espirituales por medio de aceptar la victoria de Cristo como nuestra.  Las victorias del pueblo de Dios le pertenecen a los que creyendo en la obra perfecta de la cruz, se apropian de la vida, muerte y resurrección del Señor Jesús como suyas.  No podemos vencer en nuestros desafíos espirituales a menos que lo hagamos confiando en los recursos que Dios nos ha dado por medio la plenitud del Espíritu Santo en nuestras vidas.  Solamente en la Palabra de Dios tenemos los recursos que necesitamos para que en comunión permanente con Él, tengamos victoria sobre la carne, el mundo y Satanás.


Aplica
¿Estás viviendo las victorias que Dios ha hecho posible por medio de Cristo y su obra en la cruz?  ¿Crees que puedes de alguna forma vencer la tentación y el pecado por tus esfuerzos personales? ¿Qué te dice el Señor al respecto?


Ora
Mi Señor, muchas veces creo que por mis propios medios puedo cambiar mi vida o mis circunstancias.  Sin embargo, necesito que constantemente tu Espíritu Santo me recuerde que tu gracia obrando en mi vida es la clave para una vida cristiana victoriosa.