Las oraciones

Salmos 28.1-9

¡Bendito sea Jehová, que oyó la voz de mis ruegos! Dios siempre esta atento a nuestras súplicas. 


Todos, de una forma u otra, hemos tenido dificultades en nuestra vida. A veces sentimos que los problemas nos agobian y que no encontramos la solución. El salmista reconoce, sin embargo, cómo, a pesar de estar en grandes dificultades, Dios le ha asistido y ayudado. Solamente de un corazón agradecido a Dios por sus múltiples bendiciones es que puede salir la exclamación ¡Jehová es la fortaleza de su pueblo y el refugio salvador de su ungido! Estemos siempre agradecidos a Dios por sus cuidados y bendiciones.

Otro aspecto para destacar es que el escritor reconoce que por encima de todo lo que hay en este mundo está siempre Dios. No entendemos a veces las cosas que suceden, pero debemos estar seguros de que el Señor dará su merecido a todos. Romanos 12.19 nos dice: "Mía es la venganza; yo pagaré, dice el Señor”. Dios no esta ajeno a nuestros sufrimientos, por lo que debemos dejarle actuar, no efectuando la venganza con nuestras manos.


Aplica
¿Eres propenso a reconocer los problemas antes que las bendiciones recibidas? ¿Cuáles son las bendiciones que recibiste de Dios a lo largo de este año? ¿Eres agradecido a Dios? Comparte tus bendiciones y agradecimientos en el grupo de la Union Biblica.


Ora
Padre ayúdame a confiar en ti y a ser agradecido siempre.