Carácter y conducta ejemplares

Tito 1.1-16

“De tal manera que no haya de qué reprenderlo” (6).

Esta carta fue escrita por el apóstol Pablo y dirigida a un griego convertido al cristianismo, hijo espiritual suyo (4), a quien encargó organizar la iglesia en Creta (5). Habla en primer lugarde los que aspiran puestos de liderazgo en la iglesia, de sus requisitos y deberes. Ellos deben ser ejemplares en su carácter y en su conducta (6-9). No debe haber nada de qué acusarles, deben estar libres de toda y cualquier debilidad moral.   Su predisposición debe ser evidente para practicar buenas obras. Deben estar disciplinados en la búsqueda de santidad. Es imperioso que sean así, en vista del difícil ambiente en que han de trabajar (10-16). Los cretenses, según cita Pablo aun poeta natural de la isla, tenían fama de mentirosos, salvajes, glotones y perezosos.

Los ancianos de la iglesia además tenían que saber exponer el error de los que se oponen a la verdad. Hay muchos que tratan de desviar a los cristianos por medio de enseñanzas falsas; éstos deben ser enfrentados con la verdad.

La misión principal de la iglesia es difundir en el mundo el evangelio auténtico, y el cumplimiento de esta función es responsabilidad principal de sus ministros. Por eso las cualidades de esos ministros deben estipularse cuidadosamente. Ellos deben ser personas de carácter y conducta ejemplares, conocedores y defensores del glorioso evangelio que les ha sido encomendado.

Aplica
Haz una lista de los requisitos deseables en un ministerio cristiano, que se mencionan aquí. ¿Qué hábitos te son indeseables en la sociedad que vives? ¿Qué hábitos estás cultivando para ser ejemplo?

Ora
Señor, te ruego por los que dirigen mi iglesia, por mi pastor, 1os diáconos, los ancianos. Ayúdame a ayudarlos.