Adulterio espiritual

Santiago 4.1-10

 

Ninguno puede servir a dos señores…

Santiago ahora desarrolla su tercer concepto básico de la religión auténtica. Es decir "guardarse sin mancha del mundo" (1:27). Lo desarrolla hasta 5:6. En este pasaje él nos ofrece una explicación de lo que es la amistad con el mundo (1-5), y dice cuál es el primer paso que hay que tomar para rectificar la situación (6-10).

Amistad con el mundo (1-5). Muchas iglesias sólo ven lo mundano en actos como jugar fútbol el día domingo, ir al cine, fumar, bailar, enamorarse de una hermosa señorita no cristiana. Pero es importante notar que Santiago usa la palabra "mundo" en el sentido de "una sociedad organizada para excluir a Dios". Es una palabra que resume toda la oposición a Dios. Por eso apunta a ciertas actitudes y no a ciertas actividades. ¿Cuáles son (1-3)? Actuar así constituye un acto de adulterio porque somos la esposa de Cristo y Dios se pone celoso por nuestra falta de fidelidad (4-5). ¿Hay egoísmo, codicia y un espíritu reñidor en ti? ¡Esto también es mundano! ¿Dónde está tu primera lealtad? ¿En Dios o en el dinero? ¿Esto es fidelidad o adulterio? (Mt. 6.24). El amor al dinero es también un acto mundano.

Acercamiento a Dios (6-10). La actitud básica e imprescindible que ha de rectificarse es la que corresponde a Dios. Con 9 verbos imperativos Santiago exige una renovación de lealtad a Dios.

Aplica
Nota los 5 temas distintos. ¿Cuáles son, y cuál te toca más de cerca en tu vida hoy? Hay que notar la promesa, “Dios da mayor gracia a los humildes”.

Ora
Señor, ayúdame a entender que, aunque vivo en el mundo, no debo dejar amoldarme por él. Líbrame de cualquier tipo de mundanalidad, incluyendo el ansia de tener dinero.