¿Para que obedecer?

Lucas 1:57-66

Dios cumple su Palabra según sus soberanos planes.

Dios traza diversos planes, pero su cumplimiento requiere no sólo que Él actúe, sino también que los hombres hagan una parte. Para ello elige personas dispuestas. A veces lo que pide es simplemente una pequeña acción que muestre buena disposición hacia Él.

Una manifestación de la benevolencia de Dios y en cumplimiento de una promesa divina provocaría alegría en todos (58). De aquí el origen de la alegría en navidad, pese a que ésta se ha transformado en un bárbaro comercio que está muy lejos de expresar lo que es la alegría cristiana.

No es fácil obedecer las instrucciones de Dios, especialmente si los que nos rodean tienen una opinión contraria (59-63).

El castigo fue suspendido después que Zacarías hizo su parle (64). ¿Pero alabamos a Dios y le damos gracias si muestra su poder y compasión? Eso falta en el pueblo de Dios, muchas veces olvidamos los tantos beneficios de Dios. ¡Somos sencillamente ingratos! ¿Lo eres tú?

Dios actuaba en la vida del niño y los que lo conocían se daban cuenta de ello (65-66). ¿Notan nuestros conocidos que Dios se preocupa de nosotros? ¿Cuánto saben de qué está actuando en nuestros hijos? ¡Quizás jamás se dan cuenta de eso porque tampoco jamás los hemos entregado a su causa!

Aplica
¿Estás haciendo tu parte en los planes de Dios?

Ora
Amado Padre, permíteme hacer lo que Tú deseas, no lo que los demás quieren.