¿Tienes una misión?

Lucas 1.14-25

Para el que cree todo es posible.

El cumplimiento de una promesa de Dios trae alegría no sólo a quien la disfruta, sino también a los muchos que pueden enterarse de ella (14). Sin embargo, Dios tiene algún propósito que es necesario reconocer y obrar conforme a él.

La misión de juan sería muy elevada, ya que se trataba de preparar al pueblo para la venida del Señor y producir la reconciliación entre los hombres (16-17). Por ello Juan fue grande ante Dios (15).

Dios guía a los suyos mediante su Espíritu y les da poder para servirle. A la vez exige que el hombre dedique la vida a los propósitos divinos, lo que debe demostrarse incluso en los detalles. Estos principios fueron para Juan mucho más estrictos (15, 17).

Dios no tolera que no se crea lo que dice (18). ¿Tienes la misma tendencia que Zacarías a dudar cuando Dios promete algo que parece imposible? Allí se funda la verdadera fe, en creer que el Dios que ha cumplido a través de la historia, en tu caso personal también cumplirá. La fe es echar mano de lo que Dios promete, no importa si logras el resultado o no.

Aplica
¿Tendrá Dios una misión para tu vida? ¿De qué manera te ha venido guiando Dios en cada aspecto de tu vida? ¿Puedes apreciar el obrar de Dios llamándote a servirle? ¿Dudas de lo que Dios puede hacer contigo?

Ora
Señor, dame un corazón sensible para entender lo que Tú quieres de mí.