La recompensa de la instrucción

Proverbios 13.13-25

Seguir la instrucción conduce a resultados fructíferos.

En nuestra cultura, no estamos acostumbrados a seguir las instrucciones. Debido a lo anterior, muchas veces se nos hace difícil manejar algunos aparatos o equipos y más grave aún es el hecho que muchos accidentes pudieran evitarse si nos acostumbráramos a seguir las indicaciones. Aplicado a nuestra conducta ¿de cuantas situaciones, que posteriormente nos causarán vergüenza, nos libraríamos si atendiéramos las instrucciones de la Palabra del Señor?

Esta colección de proverbios nos da claves para una vida prudente, en nuestras relaciones interpersonales así como nuestras actitudes en nuestra vida diaria. Encontramos algunas similitudes con nuestro refranero popular como es el caso del versículo 20: "el que con sabios anda, sabio se vuelve, el que con necios se junta, saldrá mal parado" que pudiera compararse con el conocido dicho "el que con lobos anda,  a aullar aprende".  En el versículo encontramos una referencia a la disciplinaa los hijos, que no habría que asociar al maltrato sino a la corrección en amor, que busca lo mejor para estas personas tan queridas. En resumen, buscar y obedecer la instrucción del Señor actúa para nuestra formación y bendición.

Aplica
¿Cómo es tu actitud cuando recibes instrucciones? ¿En quiénes buscas ejemplo?  ¿Qué piensas de la corrección en amor?  ¿Has experimentado las bendiciones de seguir las instrucciones de la Palabra de Dios?

Ora
Señor, que pueda decir como el salmista: “Guía mis pasos conforme a tu promesa; no dejes que me domine la iniquidad”.