El bien si paga

Proverbios 12.1-13

El Señor bendice a los actúan bien.

Una creencia arraigada es que cuando actuamos bien estamos siendo ingenuos, y hasta tontos,  porque las acciones astutas de los malvados parecieran obtener resultados exitosos.

En este pasaje encontramos afirmaciones sorprendentes de estímulo para quienes tratan de hacer lo bueno y nos llevan a concluir que el bien si paga. Desde nuestra niñez, hemos sido condicionados a pensar en los premios en una forma materialista pero si observamos los proverbios las promesas nos hablan del favor de Dios, afirmación, relación familiar privilegiada, provisión y salida de la tribulación.

Desde la perspectiva del Nuevo Testamento, nuestra vida en Cristo, con el poder del Espíritu Santo, produce los frutos que el Padre desea en nosotros (Gá. 5:22-25).

¿Podrías escribir alguna anécdota que demuestre que el bien si paga?


Aplica
¿Qué contrastes encuentras entre hacer el bien y el mal?  ¿Te parece inútil hacer el bien?  ¿Realmente el bien si paga?

Ora
Querido Dios, gracias por mostrarme los resultados gratificantes de la bondad.