Consejos de Dios para ser feliz

Mateo 5.1-12

Jesús enseña que la verdadera felicidad está a nuestro alcance

Los capítulos 5 a 7 de Mateo son conocidos como “El Sermón del Monte” y comienza por este texto denominado “las bienaventuranzas”.  Las traducciones modernas de la Biblia usan –correctamente– la palabra “Felices…” en vez de “Bienaventurados…”.

Se dice que todos estamos en la búsqueda constante de la felicidad y en este pasaje vemos que Jesús comienza por redefinir qué es lo que deberíamos estar buscando.  Porque lo que nuestra sociedad parece pensar, es que ser feliz sólo puede lograrse con una inmensa fortuna material, con una deslumbrante carrera profesional o con situaciones extraordinarias parecidas.

El mensaje de Jesús, en cambio, nos hace pensar que en condiciones más normales, o incluso adversas, podemos encontrar una felicidad que está basada en Dios: en encontrarnos con Él, en ser sus hijos, en recibir su Reino.

San Agustín considera el Sermón del Monte como “el perfecto estándar de la vida cristiana”.  Estos son, por lo tanto, textos que deberíamos repasar con frecuencia.  Te invito a leer de nuevo este pasaje y pensar de qué maneras puede cambiar tu perspectiva, para poner al Señor como la fuente primaria de tu felicidad.

Aplica
Si estos versos fueran un test para evaluar tu vida cristiana ¿qué nota crees que tendrías?  ¿Cuáles son las frases que más te impactan?

Ora
Gracias Señor, porque sólo tú puedes hacerme feliz, sin importar las circunstancias.  Guíame a tener siempre tu Palabra como el principal estándar para medir mi vida.