Jesús nos acerca el Reino

Mateo 4.12-25

Al comienzo de su ministerio público Jesús predica y hace milagros

Ayer veíamos en el Salmo 22 las características del Reino eterno que Dios anuncia y en este pasaje del Evangelio vemos a Jesús proclamando que ese Reino prometido está cerca.  ¿Puedes ver aquí algunas de esas características del Reino anunciado en ese Salmo?

Jesús comienza de esta manera su ministerio público, pero no sólo a través de palabras, sino que anticipando también en sus acciones que Dios está cumpliendo su promesa.  Este pasaje se preocupa de mostrar que, justamente en esas acciones ya hay anticipos de ese reinado, en lo que normalmente se ha llamado “el ya, pero todavía no”.

Así, Jesús se radica en Capernaum, para cumplir lo que había profetizado Isaías, que la luz llegaría a esos lugares.  Y junto con predicar que el Reino se acerca, confirma la veracidad de su llegada a través milagros de sanidad a todo tipo de enfermedades.  También llama a sus primeros discípulos, gente de mar, común y sencilla.  Es justamente esta mezcla de lo común y lo maravilloso, lo anunciado y lo novedoso, lo que dará el marco a una de las solicitudes más radicales que jamás se ha escuchado: “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado”

Aplica
¿Qué es lo que más te sorprende de la manera que Jesús comienza su ministerio público?  ¿Qué habrán sentido y pensado sus primeros discípulos al estar con él y compartir estas experiencias?  ¿De qué tienes tú que arrepentirte para dar cabida al Reino en tu vida?

Ora
Señor, me anima saber que tu Reino ya ha comenzado.  Hazlo cada vez más una realidad que pueda vivir y proclamar.