Consecuencias

Mateo 7.13-20

Sólo uno es el camino que nos lleva a Dios, este es Cristo.

La alegoría del camino nos recuerda que en un camino ancho puede haber muchas sendas, pero el camino que lleva ala vida eterna es angosto. Esto implica que no estamos en el cielo tan pronto como pasamos por la puerta angosta, sino cuando, día a día,  negamos el yo, mantenemos el cuerpo bajo control, ynos apartamos delas corrupciones. Para ello hay que resistir las tentaciones diarias yhay que cumplir los deberes cristianos.

Debemos velar en todas las cosas y andar con cuidado; pasando, a veces, por mucha tribulación.

No obstante, el camino angosto nos invita a todos; lleva a la vida; al consuelo presente en el favor de Dios, que es la vida del alma; a la bendición eterna.

El verdadero discípulo de Cristo es observado como alguien singular, que no está de moda;  que muchas veces vive contra la corriente, que presenta una .alternativa diferente de vida, en definitiva, que marca una diferencia. Todos los que se pusieron del lado de la gran mayoría, se han ido por el camino ancho a la destrucción.

Si servimos a Dios, debemos ser constantes y firmes en nuestra profesión de fepasando por la puerta estrecha y transitando por el camino angosto. ¿Qué tanto has avanzado en este camino?

Nada impide tanto a los hombres pasar por la puerta estrecha y llegar a ser verdaderos seguidores de Cristo, como las formas de pensar apaciguadoras y halagadoras de quienes se oponen a la verdad. Estas pueden conocerse por las conductas y efectos que resultan contrarias a la mente de Cristo.

Aplica
¿Cuáles son tus pensamientos y afectos, palabras y acciones, que te hacen correr el riesgo de apartarte de lo que Dios dice? ¿De qué manera eres consciente que debes buscarla gracia de Dios cada día para mantenerte fiel a Él?

Ora
Señor, líbrame de la tentaciónde no actuar conforme a tu voluntad.