Dios te probará

Éxodo 16.1-21

Dios te pone a prueba a fin de conocer tus pensamientos.

Según Deuteronomio 8.2-4 Dios permitió al pueblo de Israel pasar hambre en el desierto por tres razones: 1. Para humillarlos, a fin de que aprendan cuánto necesitaban de Él; 2. Para probar su obediencia, ya que tendrían que seguir cuidadosamente el plan que Dios tenía para su alimentación; 3. Para enseñarles que su palabra es más importante que la comida.

¿Cómo reaccionas ante las dificultades de la vida? En este caso, todos enfrentaban la misma escasez. Sin embargo, el pueblo se dejó llevar por sus impulsos y por su impaciencia; en cambio Moisés y Aarón guardaron la calma.

Lee con detenimiento el verso 3 en el pasaje de hoy.

· El pueblo decía que prefería la muerte en Egipto. ¿Acaso ésta no fue una reacción exagerada?

· Dudaba de que Dios tuviera el poder para actuar en ese preciso momento.

· Pintaba un cuadro falso de su vida anterior en Egipto, olvidándose de mencionar la servidumbre de que había sido objeto allí.

· Calumniaba a sus líderes, acusándoles de procurar la muerte del pueblo.

Sea cual sea tu dificultad, intenta responder ante ella como lo hicieron Moisés y Aarón.

· Estos permitieron que Dios les hablara (4, 5).

· Veían en su problema una oportunidad para que Dios les mostrara su poder y gloria (7,12).

· Llamaron al pueblo para que escuchen la voz de Dios (9).

Aplica
Señala los versos en los que se menciona el hecho de que las murmuraciones del pueblo de Israel fueron contra el Señor y escuchadas por Él mismo. Cuando Dios suple tus necesidades, ¿de qué maneras abusas de los bienes que Él te da (19, 20)?

Ora
Señor, ayúdame a salir victorioso de toda experiencia que ponga a prueba mi fe y mi obediencia.