Dios espera un cambio

Jeremías 36.1-16

Dios ofrece una nueva oportunidad de reconciliación a su pueblo.

Jeremías relata cómo fue que comenzó a escribir y que a través de su escriba Baruc armó un rollo y dictó la palabra que recibió de Dios desde los días de Josías.

Josías fue un rey ejemplar, durante su reinado impulsó reformas que produjeron un avivamiento espiritual en el pueblo, pero Israel decaía por no mantener su apego a la palabra de Dios.

¿Por qué Dios pidió que se escribiera el rollo con sus palabras?, en el verso 3 dice Dios: “quizá oigan que viene el castigo y se arrepientan para que los perdone”.

Desde el verso 6 hasta el 16 se relata cómo fue la lectura y que no solo la oyó el pueblo (10) sino todas las autoridades (12).

En este pasaje vemos que la intención de Dios es perdonar, pero ese perdón surge de arrepentirse. El arrepentimiento es personal, cada uno sabe cómo está delante de Dios. Pero arrepentirse no es lamentarse, es cambiar de camino. Dios espera que cada persona cambie, que cada uno recapacite y corrija su vivir en dos aspectos principales: Amar a Dios y amar al prójimo.

Para esto se escribió toda la Biblia para que conozcamos que Dios quiere darnos perdón.

Aplica
¿Puedes identificar alguna conducta que ofende a Dios? Dios ha dado el primer paso acercándote a ti y espera que te arrepientas y te reconcilies con Él. Anota en que aspectos has entendido que debes cambiar para agradar a Dios y mantente firme en tu propósito.

Ora
Padre, limpia mi corazón para que pueda cambiar las cosas malas de mi manera de vivir. Ayúdame a ofrecerte una vida limpia y fortalece mi fe para que le dé valor a Tu perdón.