Busca un milagro, espera un milagro

Juan 2.1-12

El Señor obra siempre a favor de los suyos.

 

Muchos opinan que esta es la historia de un milagro innecesario, por su naturaleza pasajera y la aparente extravagancia de Jesús. Para Juan, este milagro tenía mucha importancia como señal, o sea, un acontecimiento cuyo significado tenía más importancia que sus detalles materiales.         

Este es el primer milagro de Jesús en las bodas de Caná. Al quedarse sin vino María requirió su intervención. Jesús dijo a su madre: Yo me haré cargo y ordenó a los sirvientes llenar las tinajas reservadas para el lavamiento de pies y manos, 100 litros de agua fueron transformados en “el mejor vino”.

Recientemente mi amigo Rubén inquirió: ¿Dios aún hace milagros? ¿Nos es lícito pedir milagros? El hecho de que Jesús cambió el agua por vino fue una señal que “reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él”. Uno de los propósitos de los milagros es autenticar el mensaje del evangelio como evidencia que Dios actúa y el evangelio avanza. Sí, definitivamente Dios aún hace milagros. No se busca lo milagroso para promover el poder o fama personales, por diversión o para satisfacer el escepticismo de los incrédulos que critican el evangelio. Pide milagros. Estos confirman la predicación del evangelio, ayudan a los necesitados y dan la gloria a Dios. Señales y sabiduría en sí mismas no salvan, el “poder del evangelio” salva a las personas. En Caná Jesús manifestó su gloria; y sus discípulos captaron quién era Jesús.


Aplica
Al encontrarnos con Jesús podemos entender quién es y comprobar su Poder. ¿Buscas la intervención de Dios en tú vida cuando te hayas en dificultades? ¿O te dejas arrastrar por el pensamiento secular y pesimista de este tiempo que dice que Dios obra muy rara vez? No olvides: los milagros son obra de Dios para glorificarse y fortalecer nuestra fe.


Ora
Dios si es tú voluntad obra un milagro (especifícalo). Mi compasión y un deseo ardiente de ver avanzar el Reino de los Cielos y Tú Nombre glorificándose me mueven a orar en este sentido.