La importancia de un testimonio real

Juan 4.27-42

Jesús se queda unos días en Samaria.

 

La mujer sorprendida por el encuentro con Jesús se vuelve al pueblo para anunciar su hallazgo. Ella que no quería encontrarse con nadie en el pozo, ahora no puede dejar de anunciar que encontró al Mesías. Por su parte, los discípulos de Jesús, que participaron de la charla previa, no entienden que para Jesús no es importante comer, luego de una larga caminata por el desierto. Es que cuando encontramos satisfacción espiritual, ya no nos parecen tan importantes las cosas cotidianas, lo eterno se sobrepone a lo temporal. Para Jesús fue tan importante esa charla como para la mujer.

Al ver el cambio en ella, otros creían y al mismo tiempo podían acercarse a Jesús y recibir su palabra, su enseñanza y comprobar que Jesús era el Salvador.

Cuando nos encontramos con Dios, por medio de Jesús, ese encuentro no solamente nos beneficia a nosotros, sino que también satisface a Dios, ya que el nos creó para que tengamos comunión con Él. Para esto vino Jesús, para reconciliarnos con Dios y “cosechar” personas que se encuentren con Él. La sociedad esta lista para encontrarse con Dios, esta esperando testimonios reales de personas que han experimentado el encuentro con Jesús.

En este pasaje Jesús rompe las reglas sociales injustas (27), abarca a todas las razas (34) y supera todas las barreras sociales (39-42). Sigamos el ejemplo de Jesús para encaminar a la gente a un encuentro con el Salvador.


Aplica
¿Has ido a tu familia y amigos a contarles de tu encuentro con Jesús?; ¿Cómo has usado tu propio testimonio para contar a otros la realidad de Dios en tu vida?


Ora
Gracias Señor por hablar a mi corazón, quiero tener más comunión contigo y ser testimonio a otros.