No saben hacer el bien

Jeremías 4.5-22

Dios dice que se aproxima el ejército enemigo, el castigo por la desobediencia del pueblo.

Fiel a su llamamiento, Jeremías anuncia al pueblo lo que ellos nunca esperaban escuchar: la invasión de su territorio ya comienza. El ejército enemigo ha iniciado la marcha y viene sobre Jerusalén con todo su poder. Nota las figuras que describen a este ejército y su poder. ¿Qué imagen dan? ¿Qué reacciones inspiran?

Detrás de este movimiento militar está el Dios que sabe el porqué de la invasión (8, 17-18). ¿Cómo responderá Dios a la queja de Jeremías en el versículo 10 (ver 17-18)?

La acción divina de traer destrucción sobre Jerusalén responde a la santidad de Dios y al pacto con su pueblo, un acuerdo que demandaba obediencia absoluta. Por haber hecho caso omiso de la ley y haberse rebelado contra Dios, el pueblo merece el castigo prometido en Deuteronomio 28. Por eso Dios describe al pueblo con los términos como ignorante, necio, sin juicio, que no reflexiona, gente que no sabe hacer el bien (22).

 

Reflexión Personal

¿Has aprendido las lecciones del pasado? ¿Tienes la tendencia a tomar livianamente el favor de Dios y sus beneficios? ¿Estás consciente de la tremenda santidad de Dios, quien espera santidad en sus hijos y que quiere tu santidad? ¿Le conoces como el Dios que demanda tu obediencia?

 

Oración

Ayúdame, Señor, a conocerte mejor, a reflexionar sobre tus caminos, a obedecerte y a hacer el bien.

 
Autor: Unión Bíblica del Perú