La enseñanza de un padre

Proverbios 4.1-27

El hogar debe ser un instructor de discípulos.

La sabiduría, un peregrinar de por vida (1-9). Salomón trata de demostrar cómo la búsqueda de la sabiduría y de las cosas mejores se ven en las influencias personales y familiares. También que esta sabiduría, al indicarle el camino recto, lo alejaba de los vicios y lo conducía a una vida larga y feliz. Por eso le insta a retener la sabiduría y no apartarse de ella con un lazo fuerte, de posesión que consiste en el uso y práctica de dicha sabiduría.

Escogiendo la senda correcta (10-19). El escritor compara las posibilidades que tiene todo hombre: el camino de la sabiduría o la vereda de los impíos. En la elección están las consecuencias, si elegimos la senda de la sabiduría, esta la larga vida, feliz y próspera, con tanta frecuencia prometida por Dios. Pero el camino de los impíos va hacia la oscuridad, hasta tropezar y caer definitivamente. Salomón da dos consejos para mantenernos firmes en la sabiduría de Dios, primeramente retener firme la instrucción (13), y mantenerse alejado de los malvados (15).

Concentrando nuestra mirada en el camino correcto (20-27). Podemos notar como Salomón insiste en forma deliberada a sus oyentes sobre retener la sabiduría. Desea que lleven todos sus sentidos hacia la sabiduría, desde su corazón (21-23), y cuando hablamos de corazón, también hablamos de la mente, las emociones, la voluntad y el ser interior. Los ojos son las ventanas del corazón y los pies los ejecutores del corazón.

 

Reflexión Personal

¿Cuál es el peligro de descuidar a tu familia? ¿De qué maneras puedes ser un constructor de relaciones en tu familia? No importa cuán complicada haya sido nuestra familia de origen, tenemos otra oportunidad.

 

Oración

Padre, enséñame a participar con gusto en la vida de mis familiares.

 
Autor: Unión Bíblica del Perú