Tu siervo oye

1 Samuel 3.1-21

Como padres tenemos el deber de estorbar a nuestros hijos cuando se conducen de manera equivocada; somos responsables delante de Dios, y Él lo va demandar de nuestras vidas. Incluso, a causa de nuestra irresponsabilidad Dios puede traer juicios.

El Señor llamó a Samuel cuandoministraba en tiempos en que la palabra de Jehová escaseaba y no había visión con frecuencia. Antes que la lámpara fuese apagada, posiblemente al amanecer, Jehová llamó a Samuel, y él respondió. Fue necesario queDios llamase cuatro veces pues Samuel no había conocido a Jehová ni su palabra le había sido revelada. Si Jehová el Señor habla quien noprofetizará (Amós 3.8).

Y Jehová dijo a Samuel que Él haría una cosa en Israel (11). La iniquidad de la casa de Elí nunca sería expiada, ni con sacrificios ni ofrendas (14). En medio de ese panorama tan desolador, Samuel recibe una palabra de los cielos; su oído está atento a Dios. Samuel temía descubrir la visión a Elí (15) pero dio el mensaje tal como le había sido dado, no encubrió nada (17).

Cuando Ana llevó a su hijo al templo para dedicarlo a Dios, quizá, ya conocía la conducta de los hijos del sacerdote Elí, pero ella sabía que Dios cuidaría deél. Samuel creció y Jehová estaba con él, y no dejo caer a tierra ninguna de sus palabras (19).

A muchos les parece un desperdicio dedicar tiempo para la lectura de la Biblia, y más cuando hay que hacer devocionales, pero debemos recordar que Dios honra a los que le honran.

 

Aplica
¿De qué manera te dispones para estar atento a la voz de Dios? ¿Cuán dispuesto estás a dar un mensaje de parte de Dios, sabiendo que no será agradable a los oyentes? ¿Consideras que Dios habla hoy? ¿Qué te dijo hoy?


Ora
Padre enséñame a estar atento a tu voz para que pueda ser fiel a Ti y comunicar tu Palabra con diligencia y sin temor.