¡Apártate de nosotros!

1 Samuel 6.1-21

Los sacrificios de Jehová, son el corazón contrito yhumillado.


Los filisteos devuelven el arca. Ellos decidieron regresarla a causa de los tumores y de la mortandad que había llegado a sus ciudades, estaban bajojuicio por causa de haberla tomado.  Dios junto con la prueba da la salida. Los filisteos fueron la vara de medir para la casa de Elí, ahora llego el tiempo de ordenar todas las cosas.  Al devolver el arca, ellos tenían que pagar el tributo para la expiación, por los siete meses que el arca estuvo en el poder de los filisteos.

¿Cuál sería la expiación a pagar? Conforme al número de sus príncipes hicieron cinco tumores y cinco ratones de oro, uno por cada ciudad, ya que era una misma plaga la que los había afligido (4). Los filisteos habían endurecido su corazón, como los egipcios cuando no querían dejar ir al pueblo de Israel; dudaban si efectivamente Dios los había herido o lo que les había ocurrido era un accidente (9).

Cuando devolvieron el arca, las vacas iban en camino recto sin desviarse ni a la derecha, ni a la izquierda. Los de Bet-semes vieron el arca y se regocijaron, el carro vino al campo de Josué. Allí ofrecieron las vacas en holocausto y dedicaron sacrificios a Jehová aquel día (14-15). 

Luego vieron dentro del arca y Jehová los hirió con mortandad (19; Ez. 36.23) ¿Quién podrá estar delante de Jehová el Dios santo? ¿A quién subirá desde nosotros? (20) Una vez más enviaron mensajeros a Quiriat-Jearim para que se llevaran el arca.


Aplica
¿Cuán sensible eres a la santidad de Dios? ¿Tienes temor en su presencia?  ¿Cómo te puedes regocijar al contemplar su santidad? Recuerda la experiencia de Isaías 6.5.

Ora
Señor, que Tu presencia nos guié a tierra de rectitud. Santo eres Tú y digno de suprema alabanza.