Para que todos… conozcan que dios es poderoso

Josué 4.1-24

Las piedras fueron recogidas con un propósito determinado.


Jehová da orden a Josué de sacar doce piedras de en medio del río Jordán, después que el pueblo hubo atravesado. El objetivo de tener después estos trofeos en la ciudad de Gilgal, era para que pudiera, el pueblo, en el futuro, recordar junto a las nuevas generaciones este hecho y susignificado: que Dios debe ser reconocido como poderoso y su pueblo debe ser temeroso de quien es Dios (24).

Nadie que tome la Biblia seriamente, puede negar el poder de Dios. Él es omnipotente; Él es Todopoderoso. Esta verdad transformó la vida de muchos hombres en el pasado y puede transformar las nuestras hoy día. El poder de Dios se cruza con nuestras vidas y nos lleva a:

1. Temer, honrar y servirle sólo a El.

2. Reconocer que la Biblia nos enseña acerca de Dios, que es infinitamente poderoso y  debiéramos eliminar la palabra ‘imposible’ de nuestro vocabulario.

3. Reconocer que nuestra debilidad no es una barrera para el poder de Dios, mas bien, el reconocer nuestra debilidad, es la base para volvernos a Dios. Dependiendo de Su poder que obra en nosotros, Él recibe toda la gloria.

¿Es esta la forma en que hoy día actúa la iglesia? Cuando predicamos, empleamos los métodos de marketing de nuestros días, que han probado ser exitosos en los resultados obtenidos. Empleamos las mismas técnicas persuasivas del que vende jabón o cereales para el desayuno. Cuando intentamos entrenar y desarrollar líderes, más bien los entrenamos para ser líderes siguiendo el modelo y método de la cultura secular y no les enseñamos a ser siervos. ¡Qué tragedia!


Aplica
¿Eres desafiado a pensar de acuerdo a lo que la Biblia dice y a obedecer lo que Dios dice? ¿No te parece que la evangelización se parece bastante al estado de la iglesia que Pablo tristemente describe como la iglesia de los últimos días?


Ora
Señor, perdónanos, ayúdanos a volvernos a ti de manera temerosa y a confiar en Tu poder.