El arrepentimiento verdadero restablece relaciones

Josué 8.1-17

Dios no puede ser burlado por su pueblo.


Después que Josué y todo Israel hacen justicia con Acán. Jehová otra vez habla a Josué (1) animándole a no desmayar y a continuar lo que le había mandado.

Entonces, Josué escoge a treinta mil hombres y los envía a poner una emboscada detrás de la ciudad como Jehová lo había dicho. El rey de Hai y todos sus hombres salieron a combatir y dejaron la puerta abierta de la ciudad.

Israel renueva pacto con Dios en humildad. El arrepentimiento verdadero restablece nuestra relación con Dios y nos asegura su presencia en nuestra vida.

Dios no puede estar con y bendecir a los que le desobedecen. La primera vez que Israel atacó la ciudad de Hai, Jehová no estaba con ellos porque Acán había desobedecido. Ahora tienen una segunda oportunidad para cumplir lo que Dios les había mandado. ¡Qué diferente son las cosas cuando Dios está con nosotros y seguimos sus instrucciones!

Después de que el pecado fue quitado del campo ellos volvieron y tomaron la ciudad otra vez. El pueblo de Israel volvía a estar otra vez bajo la protección de Dios. La salvación que Dios nos ofrece es gratuita, pero no barata.


Aplica
¿Te está dando Dios una segunda oportunidad para obedecerle y así disfrutar de la bendición de obedecerle? ¿Qué hace la diferencia en tu vida? ¿La presencia de Cristo o tu esfuerzo personal?


Ora
Señor, quiero obedecerte. Ayúdame.