En el comienzo, Dios

Salmos 8.1-9

Dios es el único creador

 

La creación declara no sólo que Dios la ha hecho, sino cómo es Dios. Si me pidieran que creyera que el mundo se produjo sin el diseño de un creador, me estarían pidiendo algo más que difícil que creer en la existencia de un Creador.

Desde el comienzo hasta el final, la Biblia habla de Dios como Creador. Las primeras cinco palabras de la Biblia son: “En el principio Dios creó.” Cuando llegamos al Apocalipsis vemos que Dios continúa creando “un nuevo cielo y una nueva tierra” (Ap. 1.21). Dios hizo todo lo que existe; el hombre puede manufacturar, es decir, hacer cosas a partir de los materiales que ya existen. Sólo Dios puede crear.

Dios sobresale como Creador, así como el hombre sobresale de la creación de Dios.

David reconoce ¡cuán glorioso es el nombre de Dios en toda la tierra! Tal reconocimiento se debe a Su soberanía (1a), Su grandeza (1b), Su poder (2), Su misericordia (4), Su galardón (5),  y al honor que le otorga al hombre haciéndolo señor de la creación (6).

Si alguna vez has salido solo en medio de una noche clara, sabrás algo de lo que experimentó David: su pequeñez ante la grandeza de la tierra y el cielo.

 

Aplica
¿Cuán importante eres para Dios? El piensa en ti. Identifica en este salmo los atributos de Dios y exprésalos en oraciones de alabanza y gratitud hacia él. ¿En qué forma su creación y sus cuidados son para ti?


Ora
Oh, Señor, Dios, ¡que majestuoso es tu nombre en el cielo y en la tierra! Te alabo y te bendigo.