Clamor confiado

Salmos 13.1-6

Aún en las pruebas podemos confiar totalmente en nuestro buen Dios.


En el pasaje de hoy, vemos que el salmista se cree a punto de sucumbir y clama al Señor demandando su socorro.

En nuestro caminar cristiano, quizás muchas veces, al enfrentar dificultades nos hicimos la misma pregunta: Señor, ¿hasta cuándo me olvidarás? (1). Ante nuestros innumerables problemas nos sentimos desfallecer y llegamos a pensar que el Señor realmente se olvidó de nosotros y de nuestras necesidades.

Los conflictos y las tribulaciones que pueden presentarse en nuestra vida, puede que sirvan para enseñarnos a ser pacientes y a no afanarnos por las cosas de este mundo. Es en esas circunstancias, en las que el clamor y la alabanza del cristiano deberían brillar más que cualquier otra. El fruto de labios es el sacrificio de alabanza que en los peores momentos deben salir de nuestra boca y no reproches ni quejas (He. 13. 15). Alabar y cantar cuando todo nos sale bien y nos sentimos victoriosos, no es lo mismo que alabar con cánticos y acciones de gracias cuando las circunstancias nos son adversas. Nuestra paciencia se va fortificando y nuestra espera no será inútil.

Con frecuencia, antes de poder recibir algo de Dios, uno debe encontrar las respuestas a algunas interrogantes que pueda tener. Mientras haya preguntas en tu mente, también habrá dudas; y mientras haya dudas, tu fe será obstaculizada y no hallarás consuelo ni bendición. Es más, a veces una vida llena de problemas y tribulaciones se debe a que se está viviendo en pecado. Realiza un autoanálisis de tu vida cristiana y empieza a confesar que el Señor ya te ha liberado de las de los problemas y recibe por fe su gozo y su paz, por más que las circunstancias te parezcan contradictorias.


Aplica
¿A qué atribuyes la variación de tono de los versículos 5 y 6? ¿Crees que es fanatismo alabar a Dios cuando todo anda mal? ¿Cómo anda tu relación personal con el Padre?


Ora
Señor, gracias por el consuelo que me das en momentos de dificultad. ¡Te seguiré alabando a pesar de las circunstancias!