Jesús en la misión de Dios

Hebreos 2.1-9

La primera razón para determinar la superioridad de Jesús sobre los ángeles se ve claramente acá. La antigua revelación, la Ley de Moisés, fue entregada por ángeles intermediarios (2) – ver Deut. 33.2, pero ahora la revelación final de Dios fue entregada por el Hijo en persona. Esta debe ser tomada seriamente. Si aquella ley establecía sanciones contra la desobediencia, el autor de esta epístola, afirma cuánto mayor será el castigo que recibirán quienes descuiden la salvación ofrecida a tal alto costo por el Señor mismo (3-4).

Pero hay aún una segunda razón por la cual Jesús es superior a los ángeles: En el mundo venidero (5) no habrá injerencia alguna de los ángeles (caídos) como en el actual. Daniel habla del Príncipe de Persia y el Príncipe de Grecia (Daniel 10.20) y a Miguel como el campeón del pueblo de Israel (Daniel 10.21). Este mundo venidero fue inaugurado en la coronación del Rey Jesús (9), aunque todavía no en su apogeo.

Y este Jesús en misión, el segundo Adán, vino al mundo (6-8) para deshacer las obras de pecado del primer Adán (en la misma naturaleza del primero – Gé. 1.26). Al venir como hombre se hizo menor a los ángeles, pero ahora reina sentado en su trono celestial (9). Ver Filipenses 2:5-11.

 

Aplica
¿Cómo puedes hacer para no descuidar la salvación que te dio el Señor Jesucristo? ¿Cuáles conductas debes dejar de practicar para que Jesús sea coronado Señor en tu vida? ¿Qué significa que Jesús está en el trono?


Ora
Señor, ayúdame a vivir bajo tu soberanía y liderazgo y a disfrutar el servirte en todo lo que hago.