Cumpliendo con la tarea

Números 4.1-49

Dios instruye a Moisés en cuanto a cómo distribuir la tarea relacionada con el tabernáculo.

Dios explicó a Moisés cómo organizar el trabajo y a quien asignarlo. Este capítulo nos enseña estos principios:

Toda tarea es importante para Dios. Dios da a Moisés instrucciones detalladas. Sea que estemos haciendo una tarea grande o una tarea pequeña, es necesario seguir los principios divinos. Delante de Dios no hay tarea poco importante.

Toda tarea demanda seriedad y responsabilidad. Dios encarga una tarea a cada familia. Las instrucciones parecen específicas, pero aún hay un nivel más concreto de organización que estaba en manos de los individuos. El cuidado que debían tener al hacer la tarea habla de 1a seriedad del trabajo. Delante de Dios no hay tarea que no sea seria.

Toda tarea requiere escuchar y luego obedecer. El patrón que vemos aquí es Dios dando las instrucciones, luego Moisés y el pueblo obedeciendo a esas órdenes especificas. Los individuos podían opinar siempre y cuando hubieran escuchado y obedecido primero. Esto es tan contrario a nuestra sociedad que promueve la idea de preguntar primero “¿qué quisieras hacer?,” antes de preguntar “¿qué quiere Dios de ti?" Pero, delante de Dios nuestra opinión es lo último que deberíamos considerar.

Aplica
¿Te preguntas que instrucciones ha dejado Dios en cuanto a cómo deben trabajar sus hijos? ¿Te preguntas qué principios quiere Dios que apliques en las tareas que realizas a diario? Discute estas preguntas en tu grupo de Unión Bíblica.

Ora
Abre mis Ojos Señor, para comprender cómo trabajar en esta sociedad aplicando principios divinos.